Para enfocar en producciones profesionales se utiliza un follow focus, normalmente operado por un focus puller.

Quizás este sea uno de los accesorios más desconocidos para los principiantes del mundo audiovisual, pero sin embargo es de las piezas más indispensables cuando nos encontramos en una producción de cierto nivel, donde existe una regla no escrita que nos prohíbe el uso del autoenfoque de las cámaras, ya que para la narrativa es esencial tener el absoluto control de nuestra cámara, y para esto hay un puesto dedicado a realizar esta función, el focus puller.

¿Qué es un focus puller?

El focus puller es el encargado de controlar la lente de la cámara, junto al operador de cámara es el único que puede cambiar los parámetros durante la grabación.

Es un puesto bastante invisibilizado, ya que cuando se hace bien el trabajo no se nota que hay alguien detrás del enfoque, pero cuando falla todo el mundo se acuerda de él. El focus puller tiene la responsabilidad de que la imagen esté enfocada en el punto preciso y en el momento preciso, esto solo se puede conseguir con mucha experiencia y con mucha atención, por este motivo, a pesar de ser un puesto muy desconocido por los principiantes está muy valorado entre los profesionales.

En este vídeo puedes apreciar como un focus puller (en la parte derecha de la pantalla) trabaja directamente sobre la cámara.

¿Qué es un follow focus?

Un follow focus es una herramienta que nos facilita hacer un enfoque manual, dotándonos de mayor precisión y suavidad a la hora de movernos por los puntos de enfoque.

¿Qué tipos de follow focus hay?

  • Los mecánicos, donde el focus puller enfoca con su mano al aparato montado directamente al Rig colocado al lado del operador de cámara, un ejemplo muy económico dirigido a producciones de muy bajo presupuesto son los sistemas que vende Neewer y no superan los 50€, aunque siempre es recomendable comprar material de mejor calidad a pesar de que tenga un precio más elevado.
  • Por otra parte también están los followfocus inalámbricos, estos permiten una mayor libertad de movimientos para el operador, y si el asistente de cámara dispone de un monitor wireless ya permite una operación totalmente libre. Estos sistemas de transmisión de imagen son muy poco comunes y muy caros, aunque (hollyland mars300) es una opción muy decente y con un precio muy asequible.

Otro uso que se le da a los modelos inalámbricos es el enfoque en sistemas de estabilización, como gimbals (RoninS, Moza air) o steadycams.

En born contamos con follow focus inalámbricos enfocados a estos sistemas de estabilización, en concreto contamos con un Tilta Nucleus-N, compuesto por un motor de enfoque muy liviano pero con un torque bastante decente teniendo en cuenta su tamaño.

A parte de su módulo de enfoque también muy liviano que se puede instalar en cualquier parte para facilitar su uso. Hay que resaltar que esta unidad trae accesorios pensados para el Ronin-S, aunque esto no le limita a poder montarse en otros sistemas.

¿Qué compatibilidad tiene un tilta Nucleus-N?

Esta pequeña herramienta es modular y es compatible con la amplia gama de accesorios y otros sistemas de enfoque de la marca Tilta, como sus hermanos mayores los Nucleus-M, o las Nucleus-M Handle Grip, dos agarres electrónicos que permiten tener control del enfoque y zoom sin quitar las manos de las agarraderas de tu Rig.

¿Qué precio tiene un follow focus?

Este kit de motor + módulo de enfoque se encuentra normalmente en 259€, un precio muy económico teniendo en cuenta que sus hermanos mayores superan los 900€, un precio también muy económico si consideramos a otras marcas como Arri, que venden sus módulos WCU-4 por más de 8.000€ sin incluir los motores.